martes, 22 de junio de 2010

Byron


Anda a la multitienda más cercana y mira las vitrinas, así te tienes que ver y te tienen que ver. Luego entra a la sección de tecnología y mira esos televisores pantalla plana, cristal liquido. Cambia ese cacharro que con cuéa funciona con antena. Compra uno de esos diarios serios y busca la revista de decoración, mira esa casa y mira la tuya ¿No hay comparación cierto? Mírate terminaras así: negro, guatón y pelado, a veces hediondo. Míralo a él, Rubio, alto y esbelto...

Byron apagó la tele y salió al centro por unas carteras de cuero

3 comentarios:

Whisperer~ dijo...

Es como irónico... increíble lo fuerte que te "impone" la televisión, y a veces, las prioridades invertidas que tienen las personas.

Saludos.

Tammy ! dijo...

Como escribió un futuro colega..."El consumo me consume"..
Sorprendente lo fácil que nos moldean, y como sin problemas no nos damos cuenta...

Te dejo un blog para mí importantísimo!
http://piensaopinaetc.blogspot.com/ Ya verás por qué...

Cariños Mau!

Rör dijo...

Es como "el sueño americano" qué bonito saber que al final de todo no importa tener una TV en blanco y negro o un plasma LCD...todos estos medios nos mienten y nos hacen creer lo que creyo Byron.