lunes, 24 de mayo de 2010

La Estrella que guió a los magos

En tus ojos nace mi poesía
En tus labios crece mi delirio
En tu voz se acorrucan mis anhelos

y te veo caminado despacio
dejando una estela de colores

y te veo caminando despacio
dejando una estela de colores

En tu pelo se enredan mis ideas
En tu cuello camina mi deseo
En tus manos se derriten mis ganas de llorar

y te veo caminado despacio
perfumando todo con una rosa en las manos

y te veo caminado despacio
perfumando todo con una rosa en las manos


2 comentarios:

Tammy ! dijo...

Pongamosle música!!! (O a ésta no se puede?)

Mauricio Tapia dijo...

Me leiste la mente chikilla :)